Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

 

[ HOME ] [ NOTICIAS ] [ CATALOGO ] [SERVICIOS][ FEEDBACK]

      Fechas Memorables de la Música Latina

Fechas Memorables de la Música Latina      

 

 

Billo Frómeta

Luis Alfonzo Larrain

Chucho Sanoja

Alberto Naranjo

Graciela Naranjo

Rafa Galindo

Víctor Piñero

Felipe Pirela

Cheo García

Oscar D' León

Ismael Rivera

Rubén Blades

Héctor Lavoe

Hecho en Venezuela

30 Aniversario Oscar D'León

Gerardo Rosales

 

 

Alberto Naranjo                                                                          Oscar D' León

 La Salsa en Venezuela 

(por: José A. Orellán)                            


Los Inicios . Las primeras manifestaciones de orquestas bailables en Venezuela, datan de la década del 40, quienes influenciadas por la orquesta Cubana "Casino de la Playa" y las "Big Bands" Norteaméricanas, comenzaron a dar sus "pininos" sobre estas tierras, lo propio sucedió en otras latitudes, como Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, Centroamérica y las Antillas menores. 

    Los pioneros en estas lides fueron, un "Caraqueño" nacido en la República Dominicana, de nombre Luis María Frómeta y quien se inmortalizó bajo el seudonimo de Billo, siguiendole  el victoriano Luis Alfonzo Larrain , Jesús "Chucho" Sanoja, y tantos otros que fueron agregando su aporte, en aras de alegrar la existencia a los Venezolanos. Estas orquestas bailables, deleitaban a la audiencia Venezolana, interpretando Guarachas, Merengues (Dominicanos y Venezolanos), boleros, pasadobles, entre otros ritmos. Fue así como ellos, dieron su legado a las generaciones que le prosiguieron, y quienes tomando estos patrones y aderezandole con las fusiones que  comenzaban a producir en la década de los 70 Cubanos y Puertoriqueños residentes en New York, lo que se extendió entre los Melómanos, bajo el vocablo SALSA.

Retumba La Salsa. Cuenta la leyenda, que el locutor Venezolano Phidias Danilo Escalona , fue quien acuñó el vocablo SALSA (o fue esto lo que captaron los radioescuchas) a casi cualquier manifestación musical bailable nacida en el Caribe; así las cosas, en la década del 70, ningún bailador pecaba de "papista" queriendo diferenciar Son de Guaguancó o de Guaracha o de  Merengue o de Vallenato o de Bolero, y parafraseando a Maquiavelo: "El fín, justifica los medios"... y el fín en aquellos días para un país que vivía una bonanza económica, no era mas que disfrutar, y si la SALSA era el medio, pues bien, Phidias dijo: "Hagase la Salsa... y la SALSA se hizo!!!". y fue a través de su programa: "La hora del sabor, de la salsa y el bembé" que se radiaba por allá por 1966, que este "concepto" se difundió a lo largo y ancho de nuestra patria, y desde aquí lo exportamos a New York, al Caribe y de ahí al Mundo entero.

 La Primera Piedra  El primer trabajo discográfico presentado bajo este vocablo, lo realizó el Valenciano Federico Betancourt, con su Orquesta: "Federico y su Combo Latino". El Disco: "Llegó la Salsa", fue el detonante para esta "bomba" que estalló, diseminando alegría y sabor en las barriadas Venezolanas. Por la Orquesta de Federico y su Combo, transitaron los mas importantes interpretes de la época, contandose entre ellos: Rogelia "Canelita" Medina, José "Joe" Ruíz, el "negrito Calavén", Carlín Rodríguez y Dimas Pedroza. A partir de entonces, el movimiento de orquestas de salsa había nacido, y en un efecto como el de reacción en cadena, en toda la geografía Venezolana fueron apareciendo orquestas y bandas de salsa, unas con mayor éxitos que otras, y la mayor proporción, o las mas importantes se radicaron en Caracas. 

Echando un pié.  Fue así como de pronto los venezolanos, se encontraban bailando y escuchando la música de "Los Dementes" con sus cantantes Teo Hernández, Dimas Pedroza y "Watusi" en sus "picó" (acepción de la expresión anglosajona   "pick up",  que se refería a los "toca discos" de vinil o acetato, que se presentaban en formatos de 78, 45 y 33 RPM ); en aquellos años , al igual que las bandas de rock, los nombres de las agrupaciones de salsa se relacionaban con los autos o eventos de moda , durante esos días, los principales centimetrajes de la prensa eran copados por la carrera que disputaban las superpotencias por colocar al primer hombre en la Luna, por envíar satelites al espacio ... y así, tal como nació en Puerto Rico un "Apollo Sound" con Roberto Roena, nosotros tuvimos a  "Los Satelites" . Por otra parte el movimiento Hippie, en sus "viajes alucinantes" comenzó a hablar de Dimensiones inexploradas  ... y nosotros exploramos nuestras propias Dimensiones a través de la "Dimensión Latina".

Dimensionlatinitis. La "Dimensión Latina", nace en el año 1972, marcando un hito en la discografía Nacional, la "llave" presentada con Wladimir Lozano y Oscar D' León, recreando los éxitos de las grandes orquestas Cubanas de los 40 y 50 causó una sensación total. De la "Dimensión Latina" derivaron otras orquestas con relativos éxitos, a exepción de Oscar D' León quien se ha mantenido e incrementado su éxito a niveles Internacionales. De la primera derivación  de la "Dimensión Latina", vinieron importantes acontecimientos, pues la "Dimensión Latina", para compensar la salida de Oscar, contrató nada mas y nada menos que a la voz líder para el momento de "El Gran Combo de Puerto Rico", el Sr. Andy Montañez, incorporando mas adelante a Rodrigo Mendoza y al "Maracucho" Argenis Carruyo.

Les Salió el Diablo (pero de la Salsa). Así como el Ave Fénix resurgió de sus cenizas, después de la abrupta separación de la Dimensión Latina, emergió "Oscar D' León y su Salsa Mayor", ahora haciendo Oscar D' León "llave" con Leo Pacheco (quien venía de la orquesta "La Renovación") en la parte vocal y respaldado por destacados músicos como: Enrique "Culebra" Iriarte, William Pucci y Alfredo Padilla; Oscar logró rapidamente mantenerse e identificarse en las preferencias del bailador y a pesar, que mas adelante tendría que separarse de la orquesta, por diferencias con algunos de sus miembros , ambos ("Oscar D' León y su Orquesta" - la nueva- y "La Salsa Mayor") por separado siguieron sonando con insistencia, para ello "La Salsa Mayor" se reforzó, con otra ex-estrella de "El Gran Combo de Puerto Rico", "Pellín" Rodríguez, anexaron además a los vocalistas Carlos "el Grande de Panamá" y a Freddy "Costello" Nieto. En el camino se quedó "La Salsa mayor" , y Oscar D' León logró trascender las fronteras hasta convertirse en lo que hoy día es: "Nuestro embajador musical por excelencia", y así lo confirman escenarios Europeos, Japoneses, caribeños, norteamericanos, centroamericanos.... casi que el Mundo entero, se ha rendido a sus pies. En los albores de este nuevo milenio, Wladimir Lozano y Oscar D' León nos amenazan con embriagarnos de "nostalgia salsera" con un proyecto que re-encuentra a esta éxitosa "llave" y que están por lanzar al mercado.

Aventajados Alumnos. La Dimensión no logró resistir la ruptura, y con el tiempo, sus componentes iniciales fueron abriendo caminos con otras agrupaciones, y así, Elio Pacheco - el conguero - abrió pasó con "La Magnífica", mas adelante el pianista Jesús "Chuito" Rodríguez y el vocalista Rodrigo Mendoza fundaron la orquesta "La Amistad", con un formato de Charanga; el bolerista Wladimir Lozano decidió probar suerte con su propia orquesta (Wladimir y su Constelación) sin mayor fortuna, posteriormente, se re-encontró con Oscar D' León y su Salsa Mayor, con lo que logró cosechar nuevamente grandes éxitos, se volvieron a separar y  luego  de un paso por otras orquestas sin mayor resonancia, pasó a integrar "La Crítica" (un semillero de Oscar D' León y Mauricio Silva, donde confluían noveles y veteranos músicos, y de donde Oscar tomaba músicos cuando los requería para su orquesta principal). Del resto de los miembros de la "Dimensión Latina", podría agregarse, que uno de sus principales arreglistas y primer trombón de la agrupación, Cesar "Albóndiga" Monge,  marchó a Cali - Colombia, para aportar su sapiencia y veteranía a través de sus  arreglos y ayudar a la internacionalización del grupo "Niche", hoy día , "Albóndiga" maneja su propia orquesta y está de vuelta en Caracas. 

Buenas Influencias.    No todo fue "Dimensión Latina" y sus derivaciones, otras manifestaciones musicales importantes se estaban gestando en el país, e inspirados en los formatos de sextetos y septetos Habaneros, pero con una marcada influencia del grupo Newyorquino "Joe Cuba y su Sexteto", nacen dos sextetos, que con el tiempo evolucionaron hasta convertirse en orquestas al incorporar secciones de metales; por una parte surge Carlos "Tabaco" Quintana, con el "Sexteto Juventud", agrupación que caló rapidamente en las preferencias de las barriadas Caraqueñas. Posteriormente vino  el grupo "Mango" con Moises "Ajoporro" D'ubaterre, José "Cheo" Navarro y el veterano vocalista "Joe" Ruíz a la cabeza y una propuesta mas urbana, con "coqueteos Jazzisticos" incorporados. De igual manera, desde el barrio San Agustín del Sur, se incorpora una nueva propuesta, fundamentada en investigaciones etnológicas de nuestra herencia cultural Africana, y así "Madera" hace sus aportes importantes al quehacer musical en Venezuela, rescatando los zangueos, cantos "Yoruba", el son y el guaguancó en su raíz , sin sacrificar los gustos del bailador en terminos "Salseros".

    En cuanto a complacencias al bailador, es una referencia obligada la orquesta "La Banda y su Salsa Joven", con un formato claramente influenciado por "Dimensión Latina", presentando a nuevas figuras como Larry Machado, Ender Sulbarán y Carlos "Kutimba" Spósito, que pronto se hicieron de fervientes seguidores. 

El Idolo del Barrio. En las barriadas Caraqueñas, se consolidaba un ídolo en la figura de Orlando José Castillo - "Watusi" -,"Watusi " quien como se mencionó, fue vocalista de la orquesta "Los Dementes", vino a convertirse en la voz que manifestaba en sus inspiraciones las vivencias cotidianas de los barrios Caraqueños, y he allí el porque se ganó rapidamente el afecto de la gente del barrio, acrecentando su figura cuando fue a la Meca de la Salsa - New York - y se codeó  con los grandes del momento, y así "Watusi" se paseó por la orquesta de "Bobby" Rodríguez y la Compañía, Ray Barreto & his orchestra  y hasta se dio el lujo de grabar con el "Grupo Libre" (el tema "El Changó de María", que no aparece en los créditos por no contar para ese entonces con la documentación reglamentaria para trabajar en USA) . Actualmente "Watusi" está radicado en Milán, llevando todo el sabor de la Salsa Venezolana a tierras Italianas.

Pa' La Guaira me voy ....  Una mención especial, merece Natividad Martínez (Naty), este Caraqueño de La Vega, ídolo indiscutido del Litoral Guaireño, quien primero con "Naty y su Charanga" y luego con "Naty y su Orquesta", demostró que a la hora de hacer buena salsa, el litoral Guaireño también contaba, y en sus agrupaciones tenía un semillero donde crecieron y retoñaron figuras que una vez maduras, pasaban a engrosar filas en las principales orquestas bailables Venezolanas. Naty, de alguna manera confirmó, lo que muchos bailadores capitalinos y guaireños se disputaban.... Los éxitos Salseros, se hacían primero en La Guaira, y después lo heredaba la capital, y de allí, al resto del país. La Guaira es y siempre será La Guaira!!!

Son de Altura.   Un grupo de "viejitos" (ni Ray Cooder, ni "Buena Vista Social Club", inventaron la rueda), encabezados por Carlos "Pan con queso" Landaeta, Santiago "Alacrán" Tovar , José Rosario Soto,  y mas tarde "Canelita" Medina, desempolvaron al Son Cubano y lo vistieron de etiqueta, y todos nos deleitamos en el Son, con la música del "Sonero Clásico del Caribe" quienes nos interpretaron a aquellos legendarios tríos, sextetos y septetos Habaneros en su formato original.

El veterano sonero Caraqueño, "Coco" Ortega, también hizo lo suyo, y con una banda en formato de sonora se presentó con "Coco y su Sabor Matancero", recreando temas de la legendaria Orquesta Cubana: "Sonora Matancera", esto lo hizo mucho antes que nuestros hermanos Colombianos de "Alquimia".

Dictando Cátedra.   Y fue así, hasta que llegamos al climax de las manifestaciones en cuanto a salsa hecha en el país se refiere, cuando en el año 1977,  nace de la mano del baterista y arreglista  Alberto Naranjo el proyecto "Trabuco Venezolano", sin duda alguna la expresión musical mas depurada, un auténtico "All Star", asumiendo riesgos y compromisos que nadie se atrevía hasta entonces afrontar. Las versiones de los clásicos del repertorio musical latinoaméricano como "Imagenes Latinas", "Bravo Rumbero", "Yo soy la Rumba", o la versión en ritmo de bolero del clásico tango "Uno", solo por mencionar algunas, son sin duda alguna, una referencia obligatoria para quien desee conocer y hacer buena música Caribeña, después de estas versiones del "Trabuco Venezolano", nadie ha podido equipararle ni mucho menos superarle. Para reforzar lo expuesto, cito a dos importantes especialistas y productores musicales como los son: Federico Pacanis y Roberto Obeso, al referirse a la labor de Naranjo al frente del Trabuco Venezolano: "Este esfuerzo común, ideado y materializado por el arreglista y baterista Alberto Naranjo, contribuyó a difundir un tipo de música alternativa, propia de la ciudad de Caracas, que luego sirvió para proyectar en el extranjero esa otra visión musical venezolana, mas ambiciosa en su contexto, sin sacrificar al bailador, pero proponiendo concepciones armónicas diferentes y desarrollando otras esteticas musicales"

Otros Aportes.    Otras manifestaciones interesantes para finales de la década del 70, fueron las presentadas por el grupo "Melao", liderado por un "delgaducho" vocalista, cuyo nombre  era Ilan Chester . Es importante destacar, que junto a  "Melao" , otra banda de nombre "Sietecuero", esta última, contaba entre sus componentes con los hermanos Giordano (Yordano) y Evio Di Marzo ("Adrenalina Caribe"), Alberto Sleszynger ("Daikiri"), quienes sin saberlo estaban gestando lo que habría de acontecer musicalmente en Venezuela en la decada de los ochenta, Yordano e Ilan brillan con luz propia, mientras que Evio Di Marzo, junto a Orlando Poleo, Alberto Borregales y Carlos Pucci presentaron su "Adrenalina Caribe" , quienes a pesar de ofrecer una propuesta innovadora, finalmente sucumbieron ante el movimiento erótico-romántico; otra agrupación que vale la pena recordar fue "Daikirí", con una oferta tropical cargada de sintetizadores. 

Sonido GUACO. En estas postrimerías de la década, un grupo de Gaitas de nombre "GUACO", liderado por Gustavo Aguado, se atrevió a dar el paso para hacer a este ritmo mas internacional, y ¿ por qué no?, hacer de éste, un aporte "hecho en venezuela" a las manifestaciones caribeñas hasta ahora conocidas y con la incorporación de una sección de metales a su estamento básico y con arreglos de Albero Naranjo, hicieron del tema "Maracucha" la referencia a seguir para el resto de las agrupaciones gaiteras del país y así trascender las fronteras con lo que hoy día los define como el "sonido Guaco", el cual ha logrado gran aceptación en Europa, Japón y el Caribe. De "Guaco", dos de sus principales compositores e interpretes decidieron probar suerte "montando tienda aparte", por una parte el abogado, compositor y vocalista Almircar Boscán, se radicó en Miami y desde allí ha grabado como solista, aunque de un tiempo a esta parte se ha dedicado casi que exclusivamente a componer, de hecho, muchas interpretaciones recientes de Willie Colón, llevan la firma de Amilcar como compositor. El Otro, Ricardo Hernandez, compositor de grandes éxitos de "Guaco", está haciendo de las suyas con la banda "Rococó", con un sonido ciertamente influenciado por su formación "Guaquera". Ya para finales de los 90, se produce la "separación" de uno de sus mas exitosos cantantes, Nelson Arrieta, quien se ha dedicado como solista a cultivar la balada, aunque de cuando en vez participa de las giras y garbaciones de "Guaco", por lo que le han bautizado sus compañeros como: el "Guaco forever".

Los erótico-románticos.  En las décadas de los 80 y 90, los principales interpretes de la meca Newyorkina, de donde se nutrían las orquestas del Caribe, parecieron agotarse, o tal vez, disfrutaban de las rentas que el pasado reciente les había proporcianado y tal cual lo reflejaron en sus producciones, donde la originalidad y la creatividad escasearon y la formula mas sencilla pareció versionar éxitos de baladas, los primeros en probarlo fueron desde New York, Louie Ramírez y Ray de La Paz, siguiendole en Puerto Rico  otros interpretes como Ubaldo "Lalo" Rodríguez, Eddie Santiago con "Chaney" y el desaparecido Frankie Ruíz... y así, comenzamos a escuchar a Camilo Sesto, Manuel Alejandro, José Luis Perales, entre otros compositores de baladas, en las producciones  y voces de orquestas latinas (Salseras y Merengueras), con  arreglos melosos y generalmente repetitivos. Aunado a este desgaste, el país inicia el transito por una severa crisis económica, y la industria del disco comienza en una ferrea lucha por mantenerse a flote, toma conceptos y tendencias gerenciales, y así comienzan a manejarse los conceptos de globalización, políticas de reducción de costos, técnicas de mercadeo, cero inventarios, uso de audiovisuales, etc.  De los estudios de mercado y  el aprovechamiento del "videoclip" como elemento de penetración de mercado, y la reducción de costos, la industria orientó sus esfuerzos a fomentar  por encima de las orquestas a los "solistas", del cual se requería básicamente, una "buena presencia" y una figura "bien definida" y  atractiva, en este punto, vale la pena analizar las reflexiones de Alberto Naranjo, ahora como cronista, cuando escribió en su columna del vespertino "El Mundo": "Ahora nadie concibe a un vocalista parecido a Luigi Texidor o Marvin Santiago. Los nuevos intérpretes son lanzados según lo que represente su figura, con la facultad vocal en un plano secundario. Tal uniformidad, hace que la salsa actual carezca de variedad. Cantantes como Eddie Santiago, Tony Vega, Jerry Rivera y Lalo Rodríguez cuentan con una audiencia interesada en letras melifluas, adulantes, en contraste con la agresiva propuesta de los setenta"; de esta manera, el "Don del ingenio de improvisar" ya no era importante, los temas debían adaptarse a un tiempo máximo estipulado y en cuanto a orquestación, los ejecutantes quedaban mas atrás de un segundo plano, pues ya no resulta interesante  dejar a un interprete de cualquiera de las secciones ritmicas o armónicas adornar al tema con un "solo", de hecho, y para minimizar costos, se cuenta con "pistas" sobre la cual los vocalistas deben ajustarse  y las secciones de cuerdas y metales de ser requeridas pueden simularse con instrumentos electrónicos ; y es así,como  las "viejas" orquestas fueron declinando y cediendo espacios.  En fín, de los Venezolanos sobresalientes de esta nueva generación, podríamos mencionar a Mauricio Silva (quien a pesar de su jovialidad, ya era un veterano y versátil músico, capaz de interpretar con fluidez el piano, el trombón, el bajo y cantar, que fue como se popularizó) quien junto a Manuel Guerra fundaron la "Orquesta de Silva y Guerra"; Hildemaro Hugas (Ildemaro), quien venía de las filas de "Los Satelites", también levantó vuelo con estas versificaciones erótico-románticas, la "Dimensión Latina" renovó sus cantantes, y ahora liderados por el rostro refrescante de Eddie Thomas, se abre paso en el gusto de los seguidores de este "nuevo genero". 

La Revancha de los Septetos. Un trabajo por demás interesante, sobre el que merece la pena hacer una reflexión, es el que presentó el septeto: "Caracas son 7", liderado por el vibrafonista Alberto Vergara y el vocalista Carlos "Kutimba" Spósito. Esta banda, presenta una música urbana, propia del acontecer Caraqueño, divorciada de cualquier "moda" , orientando su propuesta hacia un público selecto, amantes del Latin Jazz y las manifestaciones Caribeñas de todos los tiempos.

Las Damas de la Salsa.  Sin duda alguna, la Reina de la Rumba en Venezuela tiene nombre y apellido: "Canelita" Medina. Por años "Canelita" se ha paseado con su talento por los diversos escenarios Venezolanos. Su nombre está vinculado a los mas importantes movimientos salseros de todos los tiempos, y como el vino, con los años parece mejorar, a la hora de buscar la mejor interpretes de los géneros latinos (Son, Guajira, Bolero, Guaguancó, etc.), su nombre es y será una referencia obligada.

 Durante la década del 80, hubo un grupo de damas que  proporcionaron su talento en el quehacer salsero, entre ellas debemos mencionar a la multifacética Soledad Bravo, quien con dos trabajos en este género, el primero de la mano del "Midas de la salsa", Willie Colón, logró una amplia aceptación entre sus seguidores de siempre  y en el público en general. Y como dice el refranero popular, "de tal palo tal astilla", y así, la flor de las entrañas de "Canelita", Trina Medina, hizo su aparición en los escenarios, y esta hermosa morena, canta-autora, quien posee todas las condiciones para heredar ahora mismo el legado de soneras y guaracheras de la talla de Celia Cruz, o de su propia madre "Canelita", o pasearse por la guajira a lo Celina Gonzalez, o interpretar un bolero como "los angeles" y hasta interpretar un Jazz tan bien, como las consagrads del género... en fín, talento le sobra!! y así ha sido reconocido en escenarios foraneos; como ejemplo, se puede citar su participación y obtención de los principales lauros en el Festival Internacional de Tumba de 1989 en la Isla de Curazao.

    La exhuberante y por demás talentosa María Rivas, aunque con una marcada tendencia Jazzística, también mostró que su voz se presta para interpretar lo que se le antoje y hacerlo de manera brillante; sus tributos a los motorizados, se han convertido en himnos de estos "corsarios de acero". Antes de ella, un grupo de talentosos músicos liderados por Carlos Moreán,  agrupados bajo el nombre de "Medio Evo", en una satíra al "slang" o modismo utilizado por los motorizados en su cotidiano diálogo, hicieron del tema "Cual é", el primer himno oficial de estos "zigzagueantes" héroes de las transacciones comerciales, de una época previa a la aparición de la autopista cibernética.

La Legión Extranjera.  Punto y aparte merecen un grupo de virtuosos músicos criollos, a quienes llamo "la legión extranjera" , quienes nos han dado una verdadera lección: de las crisis, surgen las oportunidades, y aprovechando el cada vez  mayor  creciente interés de los Europeos por el "Latin Jazz", marcharon por senderos que le han llevado al triunfo e idolatría en países como Francia, Alemania y Holanda... y por allá, con su "Latin Jazz", primo hermano de nuestros ritmos Caribeños, dignamente nos representan con sus orquestas músicos de la talla de Gerardo Rosales, Orlando Poleo, Javier Plaza, Felipe Rengifo (Mandingo) y ahora su hijo Felipito o "Mandinguito", este último, destacando en una orquesta conformada por un numeroso grupo de Europeos, en la "Conexión Latina". Tambien se debe referenciar a los hermanos Simmons y el detacado pianista Otmaro Ruíz, quienes hacen una destacada campaña en los Estados Unidos de Norteamérica.

Finales de Siglo XX.  Para los noventa, continuando con esta misma tónica, resaltaron en el mercado del disco "Los Adolescentes", líderados por el pianista "Porfi" Baloa, repitiendo la historia de tantas orquestas, por problemas entre los miembros de la agrupación, un grupo de sus integrantes se separó y encabezados por Wilmer Lozano (hijo de Wladimir Lozano) fundaron la orquesta "Pasión Juvenil". Otra novedad fue "Salserín", grupo en su mayoría conformado por niños y adolescentes, de este último, emergieron los "Hermanos  Primera" (Servando y Florentino), quienes sus productores aún no terminan de definirles el rumbo, y navegan entre esta nueva "Salsa erótico-romántica" y la balada. Otros que también suenan con frecuencia en las radioemisoras Venezolanas son Erick Franchesqui, quien al principio hizo carrera con la orquesta de Naty ("Naty y su Orquesta") y una breve pasantía por la "Billos"; y Wilman Cano, nieto de Daniel "El Chino" Canónico, legendario baterista y pelotero (en esta última faceta es que se le recuerda, pues conformó al equipo de baseball Venezolano Campeón Mundial del año 1941).

Saxomanía Salsa-Jazz Band. Una grata sorpresa en las postrimerías del siglo XX, fue la aparición de Saxomanía Salsa-Jazz Band, liderada por el Saxofonista Rodolfo Reyes, primero con su trabajo: Presencia de Héctor Lavoe y luego con su homenaje al Sonero mayor, Ismael Rivera, titulado "El Nazareno", en los cuales, respetando la cadencia original de los temas que fueron éxitos resonantes en los 70's para este par de soneros, agregándole matices Jazzísticos que dan una amplia sonoridad, y abordando en el Saxo tenor de Reyes como "voz cantante" de las piezas. En el trabajo, "El Nazareno", vale la pena resaltar la participación de dos invitados de lujo en la vocalización de algunos temas, por una parte, apoyados en la veteranía del "Niño mimado de trastalleres" : Andy Montañéz, y del folklorista Venezolano: Francisco Pacheco (Un Solo Pueblo), éste último,  haciendo gala de su don para interpretar cualquier ritmo popular.

Nuevo Milenio.  Esperemos que nos depara este nuevo milenio, tal vez, de las figuras emergentes saldrán quienes renoven con nuevos bríos estas manifestaciones musicales, o si por el contrario, los "muchachos" de la vieja guardia aceptan el reto de usar su experiencia y veteranía en pro de la salsa, o quizás sea la "Legión Extranjera" quienes vengan al rescate de nuestro legado musical latino, o tal vez proyectos como Saxomanía, sean la señal que se esperaba. Amanecerá y veremos...


Discografía de la Salsa hecha en Venezuela

 

 

Discografía                

Venezolanos en la Elite Latina

Venezolanos en la Elite.

Discografía de Orquestas Venezolanas (Títulos en mi Colección)


 

 

Envía un mail a ch_orellan@mipunto.com con tus comentarios y sugerencias respecto a este Web Site.
Last modified: noviembre 14, 2001